×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Vivir con pasión

 


6 comentarios

Creo que no hay nada más armonioso que la sinceridad, vivir la paz y la tranquilidad que regalan el decir la verdad y aceptar que somos humanos y podemos cometer errores. Pero de los errores se aprende y la verdad -sea la que sea- es lo que más lejos llega.


6 comentarios

Me encontraba extraña… por primera vez no fui capaz de proponerme nada de esa lista inacabable de tareas. “Huy, huy, huy… realmente la energía se me disipó”, pensaba para mis adentros. “No es normal… Y, ¿si no recupero esa fuerza para terminar la rehabilitación?”.


8 comentarios

Podemos entrenar el cerebro para conseguir nuestros objetivos.
Estoy convencida de que en todo ser humano existe grandeza, solo que a veces hay que ayudar a descubrir ese potencial, desarrollarlo y dar oportunidades.


4 comentarios

Finaliza el evento. Se apagan las luces.Toca seguir adelante. Continuar con la misión que cada uno tenemos en el mundo. Por mi parte, seguir manteniendo GLACKMA, las estaciones de medición… sin financiación es una labor complicada. Maldito dinero mal orientado en nuestra sociedad.


5 comentarios

¡¡¡Puf!!! Llegados a ese punto, te das cuenta de que el cuerpo está temblando de frío. ¡¡Calma, calma!! Concentración. Lo que importa ahora son las medidas. Fuera pensamientos. No les prestas atención. Los dejas ir, como si observases a un tren con sus vagones pasar delante de ti.


1 comentario

Se cumplía un año, -¡un año entero ya!- y todavía seguía en tierra. De repente me pareció que botar el velero iba a ser misión imposible. Mi energía para seguir actuando de armadora se esfumaba a la velocidad de la luz. Percibía que me había infiltrado en una historia interminable…


1 comentario

¿Cómo empezar? Podría escribir un libro de esta aventura, quien sabe si algún día me sobra tiempo y me pongo a ello… Labores de rehabilitación en el barco, que comencé el 1 de octubre del 2013. ¡Qué lejos parece ese inicio! Fin de semana, tras fin de semana.

Compartir: